Mousse de chocolate

Cómo hacer mousse de chocolate

Mousse de chocolate blanco

Mousse de chocolate blanco

Si estas buscando un postre fácil y muy rápido, que no haya que utilizar el horno para su elaboración, este es tu receta. Una mousse de chocolate, en esta ocasión el chocolate es blanco, pero también lo podéis hacer con chocolate con leche o negro.

En tan sólo 15 minutos tendréis una mousse ligera y esponjosa. Se puede rematar con unos trocitos de chocolate, unas frambuesas, o unas hojas de menta por encima, para darle el toque final. Aunque así sólo también es perfecto.

El perfecto final dulce para una reunión familiar o simplemente una larga noche. Cuando veas lo fácil que es, lo harás para todo tipo de celebraciones y ocasiones especiales, o simplemente cuando quieras darte un capricho.

Sólo vas a necesitar 4 ingredientes, nada complicados.

Ingredientes que vamos a utilizar:

  • 200 gr de chocolate blanco, picado en trozos muy pequeños
  • 2 yemas de huevo
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 230 ml + 60 ml de nata líquida para montar, bien fría

Así se hace la mousse de chocolate blanco:

Paso 1- Picamos el chocolate blanco en trozos pequeños, todo lo pequeño que podamos. De esta manera se derretirá mucho más rápido y fácil. Lo dejamos en un recipiente a parte.

Paso 2- Separamos las yemas de los huevos y lo juntamos con el azúcar. Mezclamos estoslos ingredientes hasta que tengan un color pálido. Puedes mezclarlo a mano utilizando una cuchara de madera o la amasadora eléctrica a velocidad media.

Paso 3- En una cazuela, ponemos a calentar los 60 ml de nata líquida a temperatura baja. Cuando esté caliente (que no hirviendo), incorporamos lentamente la mezcla de yemas y azúcar a la cazuela y removemos. El calor hará que el azúcar se disuelva en la nata.

Paso 4- Introducimos el chocolate troceado. Apagamos el fuego y, con el calor residual, vamos removiendo todos los ingredientes hasta que el chocolate esté derretido por completo. Tenemos que esperar que esta mezcla enfríe por completo antes de empezar a montar la nata, si es preciso puedes meterlo en la nevera para acelerar el proceso.

Paso 5- Por otro lado, en otro recipiente a parte, batimos la nata fría restante con una batidora eléctrica hasta montarla por completo. Después de unos minutos de batido, veremos que empieza a hacer picos tiesos.

Paso 6- En ese momento, paramos de batir y juntamos la nata montada con la mezcla de chocolate, yemas y azúcar (que estará frío). Mezclamos todos los ingredientes con movimientos suaves, para que la nata no se baje.

Paso 7- Cuando la mezcla esté homogénea, vertemos la mousse de chocolate blanco en vasitos pequeños y los introducimos en el frigorífico durante 2 horas antes de servirlos.